spanish  english

5 Tips to extend the life of your ski gloves .

Today

25/03/2015
5 Consejos para alargar la vida de tus guantes de esquí.

Unos buenos guantes de piel para esquiar proporcionan un aislamiento ideal. El cuidado necesario es mínimo para asegurar su longevidad.

Cuando elegimos unos guantes de esquí debemos buscar aquellos que, por los materiales que se han usado en su fabricación nos aseguren un confortable día. Debemos asegurarnos de que sean resistentes al agua, al viento, sean transpirables, que las membranas y tejidos interiores expulsen el agua, que  las costuras están selladas o son dobles, que se ajusten y adapten bien a nuestras manos...

La piel natural posee gran parte de estas propiedades funcionales y un buen guante de esquí, a menudo, será de este material. Cuestión a parte es el necesario cuidado que requieren pues son delicados, pierden su flexibilidad con el tiempo y corren el riesgo de estropearse al engancharse con la acción de abrir y cerrar las botas.

Con un poco de cariño y cuidado tus guantes de piel van a durar más tiempo. Esto es bueno para ti y también para el medioambiente. Aquí algunas recomendaciones:

[Leather Balm Hestra]

1) Se recomienda engrasar la piel con regularidad ya que resistirá la humedad y  el desgaste mejor. Por eso es aconsejable usar grasas o bálsamos específicos para hidratar y saturar completamente la piel de nuestros guantes.

2) Si tenemos guantes con materiales transpirables como el Gore-Tex, se debe evitar la impregnación de silicona. Se obstruyen los poros y se reduce la transpiración del material.

3) Algunos guantes vienen con mosquetones o clips que se puede conectar fácilmente a una mochila, arandela o tirador de una cremallera. De esa manera evitamos perderlos y es útil para secarlos sin que pierdan la forma.

[Effax leather balm]

4) El cuero teñido puede manchar la ropa cuando está mojado, así que no coloques un guante mojado sobre otras prendas. Si no queremos ver el color de los guantes desgastado con el tiempo una opción es comprarlos de color del cuero natural.

5) Los guantes rara vez se dañan mientras esquiamos. Son los cantos  de los esquís y las hebillas de las botas las que  normalmente son causantes del daño a los guantes. Procura tener cuidado al manejar los esquís o las botas!

Como el resto del equipo, los guantes necesitan unos cuidados mínimos para seguir rindiendo y ofreciendo buenas prestaciones. No te llevará mucho tiempo y podrás disfrutar de su calidez y confort cuando más los necesites.

 

SHARE

Facebook Twiter Linkedin