spanish  english

How to put on ski boots.

SkiWoman

05/12/2018
Cómo ponerse las botas de esquí

Para una persona que empieza en este deporte, calzarse las botas puede convertirse en una fase de calentamiento corporal.

Lo cierto es que llegar a la montaña temprano, con frío y meter el pie en una bota rígida, no parece lo más apetecible. En los aparcamientos de las estaciones se ven todo tipo de contorsionismos y esparabanes para lograr entrar el pie en la bota. Tengo la impresión de que, como tantas cosas en la vida, hay personas que tratan de conseguirlo a través de la fuerza, pero se trata de maña o algo parecido. ¡Vamos allá!

Antes de calzarse.

Una condición importante para que calzarse la bota sea más fácil es que no esté demasiado rígida a causa del frío. Cuando dejamos u olvidamos las botas en el maletero del coche hasta el día siguiente, nos lo estamos poniendo más difícil a nosotros mismos.

Personalmente si estoy de vacaciones y el hotel tiene skiroom, las botas se quedan secando allí. Se que por la mañana van a tener una buena temperatura y estarán secas seguro. Si el lugar donde duermo no cuenta con esta instalación, me las subo a la habitación. Prefiero subir y bajar las botas en su bolsa, que encontrarlas "tiesas" a las 9 de la mañana. La bota tiene que estar en torno a 18ºC.

Otra cosa importante es no ponerse un calcetín muy grueso. Lejos de ayudarnos a generar temperatura, puede propiciar todo lo contrario y además, hacernos sudar. Si el calcetín es muy gordo, nos costará más meter el pie en la bota.

Los ganchos de la bota, aunque sea de perogrullo, deben estar abiertos, ah! y  subete bien los calcetines.

Por último, las uñas de los pies deben estar bien cortadas.

Vamos a calzarnos.

Llegado el momento mis recomendaciones son:

- personalmente, lo hago de pie. Creo que sentarse no facilita en absoluto meter el pie en sentido diagonal.

- visualiza lo que ha de hacer el pie: tiene que entrar de arriba abajo en sentido diagonal.

- separa la lengüeta  hacia arriba y hacia adelante ( hacia la punta de la bota ) con una mano. Con la otra agarra la cinta posterior del botín para tirar de ella. De este modo tienes el control del botín, por delante y por detrás.

                                                 

- si tienes un pie con mucho arco, puede que te cueste algo más, pero en principio el pie ya deberías haber podido meterlo con estas instrucciones.

Cerrar los ganchos y aprentarlos.

- asegúrate que la carcasa está bien colocada, los ganchos por fuera.

- cuando cierres los ganchos empieza por los dos superiores si tiene 4, es decir, empieza siempre por los ganchos de la pierna. Cierra en el primer tope el inferior (de los dos superiores) y a continuación el superior. Vuelves abajo y vas aprentando uno y otro un poco más alternativamente. ¿Cuánto? Pues hasta que te sientes cómodo y la pierna esta sujeta, no se va a mover hacia adelante. Si en un rato necesitas apretar más o menos, ya lo harás. De entrada, has cerrado los dos ganchos superiores y a continuación harás lo mismo con los que están en la zona del pie.

- si tienes que cerrar a tope los del pie significa que la bota no es tu talla, te queda grande.

- por último, cierra el strap, la cinta de velcro que está en la parte superior de la bota, debajo de la rodilla. Este elemento es muy importante y da mucha consistencia a todo el proceso.

Si sufres con tu bota no debes acostumbrarte y pensar que es normal. Puede que no sea tu talla o que por tu fisionomía necesitas una adaptación por parte de un bootfitter.

Espero haberte ayudado con estos consejos, siempre ponte en manos de profesionales, disfrutarás más de tus jornadas de esquí y lo harás, además, en términos de seguridad.

 

Mariajo Rodríguez

Ski Woman

SHARE

Facebook Twiter Linkedin