spanish  english

Las botas: elemento fundamental de transmisión de energía.

Today

13/09/2014
Las botas: elemento fundamental de transmisión de energía._Scott Cosmos II Boot

Llevar unos buenos esquís con unas botas descuidadas no garantiza que saques el mejor partido a tus tablas.

Llevo tiempo pensando en dedicar alguna entrada a las botas. De echo este elemento del equipo es trascendental para la buena trasmisión de energía a la fijación y para asegurar el confort mientras dura la actividad.

Hoy quiero hacer incapié brevemente en la importancia de la higiene de la bota. La semana pasada llegaba al Taller un equipo para poner a punto de forma integral, esto incluye el abrillantado y desinfección de las botas. Al sacar el botín de la carcasa, esto fué lo que me encontré, bacterías campando a sus anchas.

Todas esas manchas blancas son restos de la actividad orgánica de las bacterias. Además, la ausencia de limpieza de las botas causa malos olores. Es fundamental que la parte interior de la carcasa se mantenga limpia. La humedad que se genera por la actividad física y la nieve que pueda entrar en la bota, es el mejor caldo de cultivo para las bacterias.

Por lo tanto, al llegar a casa o al hotel, es fundamental abrir las botas para que se aireen y sequen. Lo ideal es utilizar un secador de este estilo:

Si no lo tenemos hará falta una fuente de calor, ventilación y algo que absorva la humedad como, por ejemplo, el papel.

En el caso de las botas de esquí de montaña, algunas vienen con un botín con cordones. En este caso conviene lavarlos de vez en cuando, lo que no hay que mojar con agua, bajo ningún concepto es el botín. Al ser de piel se puede deformar y luego será difícil meterlo en la carcasa.

Una vez desinfectado el botín y limpiado el interior de la bota, en Ski Vegarada abrillantamos la carcasa y los ganchos. Comprobamos el estado de las suelas y la correcta posición del ajuste del canting, de la posición de caminar / esquiar, etc. Las botas acumulan desgaste porque con ellas caminamos por el parking, por la cafetería...y también se merecen una atención.

Una vez limpias, aplicamos un abrillantador que tiene, no sólo un efecto estético sino que protege el plástico de ralladuras. Este proceso lo realizamos también con los cascos de protección.

Recomendaría hacer una evaluación del estado de la bota al menos al inicio y/o final de temporada. Es la única manera de que nos dure en las mejores condiciones. A veces pasa que, como utilizamos las botas 5 o 10 veces en la temporada, siempre tienen que estar bien y no es así.

Las sensaciones que experimentamos al proyectar impulsos al esquí pasan por la bota. Es fundamental llevar la adecuada a nuestro nivel de esquí y en las condiciones de higiene y seguridad que nos garanticen comodidad.

 

SHARE

Facebook Twiter Linkedin