spanish  english

Ski Construction. Part 4.

SkiWoman

12/12/2018
La construcción del esquí. Parte 4 y última.

En esta entrada seguimos avanzando en el conocimiento de los materiales con los que se construye un esquí actual.

En un esquí encontramos tres zonas con materiales plásticos: la suela, la pared lateral y la lámina superior. Si quieres leer sobre la suela, ya le dediqué hace tiempo una entrada en exclusiva.

El Top sheet.

Esta es la llamada "cosmética" del esquí, a mi no me gusta mucho la expresión porque podría parecer accesoria, y en absoluto lo es. La capa superior protege el resto del esquí de la entrada de agua, aunque también sirve como una plataforma para decorar el esquí. La lámina superior puede estar hecha de varios diferentes  tipos de plástico, y cada uno tiene sus ventajas. la principal función del top sheet es cerrar el conjunto y proteger del astillado de los bordes, resistir los arañazos, etc. 

Las tres tecnologías que se emplean comúnmente para imprimir los gráficos del top sheet son: serigrafía, sublimación y la impresión digital directa.

La serigrafía es el método más común y es el mismo que se usa con las camisetas más sencillas. La técnica se lleva a cabo con la transferencia de tinta mediante una malla que se encuentra tensada en un marco. En aquellas zonas donde no se debe estampar, un barniz bloquea el paso de la tinta. En el resto del dibujo, se ejerce presión sobre la malla tensada para que imprima la superficie que se desea estampar. Es un proceso barato y sencillo que se ha utilizado desde hace mucho tiempo.

La sublimación es muy similar a la aplicación de un tatuaje temporal. La tinta con que se imprimen las imágenes que se quieren transferir deben ser especiales, capaces de sublimarse, es decir, que puedan pasar del estado sólido al estado gaseoso sin pasar por el estado líquido (esto es lo que significa sublimación en química). Es un proceso más caro.

El último método de impresión común es la impresión digital directa. En este método, el material de lámina superior se carga en la impresora como un rollo de papel, y la tinta se aplica directamente a la lámina superior. Esto requiere un equipo caro, pero logra, gráficos nítidos y precisos y no produce residuos de papel como produce la sublimación.

El sobre canto o sidewall.
Para proteger de la humedad los laterales del esquí y amortiguar vibraciones se utilizán otros termoplásticos como el ABS, TPU o termoestábles como el fenol e incluso polietileno (UHMWPE)

El TPU es el más barato y tiene como principales ventajas:

- Alta resistencia al desgaste y a la abrasión.
- Alta resistencia a la tracción y al desgarre.
- Muy buena capacidad de amortiguación.
- Muy buena flexibilidad a bajas temperaturas.
- Alta resistencia a grasas, aceites, oxígeno y ozono.
- Es tenaz.
- Excelente recuperación elástica.
- Solidez a la luz (alifáticos)

pero es más denso que los otros y crea un esquí más pesado como resultado.

El ABS ofrece una buena combinación de propiedades mecánicas y resistencia al impacto, pero no es barato, además con el tiempo se óxida. El UHMW también ofrece buenas propiedades mecánicas, se desliza sobre la nieve con más facilidad que los demás, y es bastante ligero. Dicho esto, es caro y puede ser difícil de unir a las otras capas del esquí.

Cada uno de estos tipos de plástico viene en una amplia gama de colores y se puede adornar con serigrafía si se desea. Debido al coste de estos materiales (y la cantidad de residuos asociados con el proceso de fabricación), muchos fabricantes se están moviendo a los diseños de la pared lateral de construcción CAP híbridos que incorporan material de la pared lateral en las zonas de mayor desgaste, pero lo quitan de las puntas y colas para reducir el coste y el peso.


Los metales.

La última pieza del rompecabezas de esquí es de metal. Para la mayoría de los esquís, de metal sólo se muestra en los cantos, pero se suele usar para reducir la vibración, mejorar la transmisión a los cantos y proporcionar una base de montaje de las fijaciones más segura. 
 

Los cantos son los que entran en la nieve y nos permiten ejecutar los giros. Cuando los esquís eran de madera antiguamente, los esquiadores apenas tenían control e introducir estas piezas fue un gran adelanto. Antes los cantos se atornillaban a la suela del esquí en tramos que se podían sustituir si se rompían. Desde entonces los cantos han evolucionado bastante y se integran en la estructura del esquí durante el proceso de fabricación. La parte que se puede ver desde el exterior es sólo una pequeña porción del mismo; también hay pequeños "dientes" que se adentran por debajo de la suela y que se unen al resto de materiales con epoxy.

La propiedad más importante de un canto es la dureza, debido a esto, casi todos los bordes son de acero. Sin embargo, también tienen que ser lo suficientemente dúctiles que no se agrieten y resistan la corrosión. El acero dulce es menos frágil que el acero y puede ser endurecido con carbono.  Sólo hay dos empresas en el mundo que fabrican cantos de acero, y cada una tiene fórmulas patentadas para lograr determinado rendimiento. Los fabricantes de esquís elijen de entre diferentes tipos dependiendo del uso que se dará al esquí.  Un esquí de slalom, para girar, tendrá bordes delgados y ligeros, y un esquí parque puede tener los cantos de gran espesor, dúctiles.

Existen también cantos de acero inoxidables, que tienen una buena resistencia a la oxidación pero este acero se "gasta" más rápido, por lo que la vida útil del esquí será menor.

El titanal.

Se usan laminas de este metal próximas al núcleo para aportar rigidez y permitir al esquí flexionarse sin agrietarse o reducir su rendimiento. Este material se suele usar en esquís que necesitan mucha estabilidad a alta velocidad como un all mountain, un esquí de pista de velocidad, carving. Un esquí más "juguetón", menos exigente, no llevará titanal. El titanal es mayormente aluminio, cinc, magnesio y cobre y lo fabrica una única empresa en el mundo. Incluso en esquís de alto rendimiento, los fabricantes normalmente sólo utilizan una hoja de medio milímetro de espesor. En esquí de travesía supone un elemento fundamenta para dar consistencia al conjunto.

Otras partes metálicas son los inserts para las fijaciones en snowboard y las protecciones en las puntas del esquí para evitar roces, pero existe la tendencia de ir eliminando estos últimos.

Con esto hemos repasados en cuatro post los principales materiales de construcción del esquí. Espero que os haya resultado interesante este repaso.

El siguiente tema interesante a tratar podría ser la construcción del esquí, no los materiales, sino cómo hacernos nuestro propio esquí en casa. Qué te parece la idea?

Si estas interesado/a en la fabricación de esquís escríbeme a mariajo@skilab.es

Mariajo Rodríguez

SkiWoman

SHARE

Facebook Twiter Linkedin