spanish  english

Ski: Structure or Wax?

SkiWoman

17/12/2015
Esquí: ¿Estructura o cera?_estructura-comparativa-skil

Muchos son los esquiadores de fin de semana que, cuando vienen al taller, nos dicen:

¿Qué es más importante la estructura o la cera?

Lanzamos esta pregunta en nuestro perfil en Facebook hace unos días y obtuvimos distintas respuestas. En general se le da la misma importancia a ambos tratamientos, siempre y cuando, la estructura y la cera sean las adecuadas no sólo en relación al tipo de nieve, también en relación al esquiador.

Es comúnmente aceptado que la estructura sirve para romper el efecto de succión indeseado que se produce cuando, la fricción de la suela del esquí funde la capa superficial de la nieve. Esa capa de agua resultante nos viene bien hasta un punto en que es excesiva y por tanto, perjudicial, pues nos "atrapa" impidiendo deslizar con fluidez.

Hasta aquí también es aceptado que un tipo de estructura lineal y fina será más adecuada para nieves más frías y pruebas de DH o SG; mientras que estructuras cruzadas irán mejor con nieve más húmeda y pruebas como SL. Y van mejor por el tamaño y forma de los cristales de nieve de esas condiciones, ya que deben "encajar" en la huella que deja la estructura para ser efectiva.

Qué opinamos en SkiLab.

El trabajo de Skiman no es una ciencia exacta y está en continúa evolución. Esto es así por el progreso en los materiales, shapes de las diferentes categorías de esquís que van apareciendo en el mercado y por supuesto, con el desarrollo de técnicas y productos de taller que hacen que de ninguna manera pueda permanecerse estático en esta profesión. Pero más importante que todo esto, está la experiencia y fundamento del trabajo diario en el taller que es personal e indiscutiblemente, subjetivo.

En este taller a lo que más importancia damos es a la calidad de la suela, su planeidad y limpieza. Creemos que una estructura sin lo anterior no dará el rendimiento esperado. Desde un corredor a un esquiador de fin de semana, la preparación crucial del esquí es idéntica en este aspecto. Una vez tengo el esquí plano y limpio, no sólo de suciedad sino también de pelo que suelta el polietileno, entonces y sólo entonces tiene sentido la estructura.

Entonces la cera que papel tiene.

A compienzo de cada temporada el esquiador debe asegurarse de mantener plano el esquí y estructurado. La estructura debe acomodarse lo máximo posible a las circunstancias mayoritarias en las que se usará el esqu,í siempre y cuando no se disponga de varios pares. Efectivamente, si mi cliente tiene un sólo esquí y elijo una estructura cruzada media puedo dar en el clavo en un buen porcentaje, si el esquí se usa en la Cordillera Cantábrica. Habrá días de nieve fría y seca en las que sería ideal una más fina, pero hay que elegir la que más encaje con el uso. En el caso de que tengamos varios pares podemos reservar diseñar distintas estructuras y usar el esquí que más nos convenga.

La cera en nuestra opinión no sirve de nada con una base oxidada (blanquecina) que no esté como un espejo. Cuando hablamos de espejo nos referimos a suave, como un cristal. Esto sólo se consigue con una piedra a baja velocidad en multiples pasadas al esquí. Una vez que el esquí está estructurado la cera tiene una misión crucial: proteger esa estructura. Por eso debemos acostumbrarnos a encerar sistemáticamente cada jornada de esquí.

Quien a venido a un curso en este taller sabe lo fácil que es encerar bien y el poco tiempo que nos lleva una vez que sabemos como hacerlo. Por lo tanto, la cera no la ponemos para ir más rápido únicamente, la usamos para proteger la estructura como una pantalla de protección que alarga la vida de la estructura.

Y como colofón. La elección del tipo de cera es una tarea improbable de llegar a buen puerto que nuestra recomendación es hacer fácil lo difícil. O como se dice en el mundo anglosajón: Keep it simple. Nuestra manera de "quedarnos con los simple" es Nanox: una cera para cualquier tipo de nieve. No hay posibilidad de equivocarse nunca más. Una cera única con aditivos, cuyas moléculas se agrupan en función de las necesidades de temperatura y humedad gracias a la nanotecnología.

¿Estructura siempre?

Si, la estructura siempre. Es un tratamiento que eleva la calidad de nuestro esquí, en nuestro taller tiene un precio de 10€ para un esquí de 165; es decir, hablamos de que cualquiera puede permitirselo.  Y cuando decimos siempre es tanto en invierno como en primavera. En invierno, esa estructura fina mantiene algo de agua bajo el esquí, que aunque escasa con nieve fría, es necesaria.

Cuando se observan cambios bruscos de temperatura en el aire y la nieve, en un escenario ideal, lo bueno sería cambiar la estructura del esquí. En todo caso, en primavera necesitaremos una estructura más gruesa que minimice los puntos de contacto, pero hay que tener en cuenta que en pistas la nieve está tratada químicamente y esto la endurece.

En esquí de travesía es necesario también, aunque prefiero recomendar rectificar el esquí y centrar a mi cliente en la importancia de este aspecto. Una vez que has experimentado el agarre y deslizamiento de una suela plana, y lo tienes como hábito cada temporada, podemos pasar a hablar de la estructura.

Esquí nuevo no es sinónimo de esquí estructurado (el de DH y SG o de taller si lo estará), pero lo más importante: en la mayoría de los casos no vienen planos de fábrica. Es decir, incluso estos esquís necesitarán una inversión en taller para rendir de manera proporcional a lo que han costado. Una vez planos y estructurados, saturar de cera será indispensable.

Qué tipos de estructuras podemos hacer en SkiLab.

Podemos hacer tanto diseños lineales como cruzados, de finos a gruesos en función de la calidad de la suela. Esto último determina en gran manera el resultado final del trabajo. Si el polietileno tiene bajo peso molecular el dibujo será más intenso porque la base es más blanda. Es decir, un mismo diamantado de la piedra dejará un resultado sensiblemente distinto en dos esquís.

Modificación en la conducción del esquí.

Cuando un esquí es rectificado, algo indispensable para hacer canting y tuning, no va a rendir igual. Muy posiblemente va a ir más lento los primeros días. Es necesario preparar repetidamente con ciclos de encerado para evidenciar el máximo que ahora podrán dar.

Este proceso de saturación con cera no es más que perfeccionar el momento de deslizamiento. Podemos conseguirlo de dos modos: con tiempo o con temperatura. Cómo la temperatura es jugar con fuego preferimos usar el tiempo. Esto implica o encerar una y otra vez o saturar en una Thermo Bag o una Hot Box como la que tenemos en SkiLab.

 

SHARE

Facebook Twiter Linkedin