spanish  english

Tips for your ski vacations.

Escapes

11/03/2015
Consejos para tu viaje de esquí

Unos consejos para ir preparandote esa escapada de esquí que planeas.

Estos son algunos consejos para que disfrutes de tus vacaciones en la nieve.

1.  Entrenamiento. Para disfrutar de tus jornadas de esquí debes cuidarte durante todo el año, practicar algún deporte o actividad que mantenga el tono de tu musculatura, flexibilidad y agilidad. El ejercicio debe seguir el principio de progresión, ve con calma si has dejado de hacer ejercicio las últimas semanas. Si no vas a ningún gimnasio, empieza a caminar, alterna con carrera suave y pon en marcha tu corazón.

Para fortalecete recomendamos:

- Sentadillas, principalmente las isométricas apoyando la espalda en la pared. Ve incrementando el tiempo que te mantienes en esta postura, después puedes utilizar peso o un elemento inestable, como una fitball.

- Lunges o tijeras en el plano frontal, con repeticiones sobre una pierna, alternando ambas, con o sin peso. Empieza con un número de repeticiones bajo y ve aumentandolo con el paso de los días.

- Isquiotibiales y glúteo, zona baja de la espalda.

- Aductores y abductores. Un ejercicio interesante que potencia el rendimiento muscular del tren inferior es el lunge lateral. En esta foto se puede ver un gesto  en la que necesitamos esta musculatura tonificada.

[aductores]

- Trabaja tu abdomen, sobre todo os oblícuos. Son importantes estabilizadores en el momento de girar.

[slalom]

Lo ideal es que hagas un entrenamiento global, busca ejercicios que sincronicen cuanta más musculatura, mejor. Combina el entrenamiento de fuerza - resistencia con actividad cardiovascular. Por último, estira cada día, es fundamental para ganar fuerza y evitar lesiones.

2. Selección del destino.

Hay demasiadas variables a tener en cuenta: presupuesto, tiempo disponible, medios de transporte, recomendaciones de amigos, etc. Sin embargo, y esto es una opinión personal, esta elección debe ser la mejor posible teniendo en cuenta el estado de la nieve y las condiciones atmosféricas.

Hay que saber valorar si merece la pena hacer un viaje y dedicar un dinero a un destino que tiene 45 cms de nieve con calidad dura. Los que hacemos esquí de montaña sabemos apreciar la nieve que hay fuera de las estaciones, incluso los fuera pista. Por eso para mi lo primero es la cantidad y calidad de la nieve. Un recurso que utilizo es Twitter para que la gente que está esquiando me diga como está el tema, las web de las estaciones no suelen decir la verdad sobre el estado de la nieve.

Es importante saber cuando cayó la última nevada, cuantos centímetros han caído, que tiempo vamos a tener. Esto es más importante que el precio del hotel, puedes encontrar muchas ofertas de última hora en internet. Ten en cuenta también que, a menudo, es más barato una media pensión que un apartamento donde hacerte macarrones cuando llegas derrotado.

[Preciosa nevada y cimas desde La Peña del Viento en León.]

3. Equipo.

Cuatro intensos días de esquí requieren revisar el equipo bien antes, comprobar estado de los cantos, suelas. Tal vez no recordamos que el último día de la temporada pasada nos entraba agua en la bota o saltaba cada poco de la fijación.

Una vez que el esquí / snowboard ha pasado por el taller prepáralo para el viaje. Si vas a volar protege como puedas los cantos antes de meter los esquís en la bolsa. Si los vas a llevar en el portaesquís del coche, piensa que la sal que ponen para quitar el hielo de la carretera, los aceites y suciedad de la carretera provocan corrosión en los cantos. Yo utilizo una cera blanda para transportarlos y llevar los cantos protegidos.

[En el Taller]

En cuanto a la ropa, cada uno cuenta con la que tiene, pero piensa si vas a estar cerca de un glaciar esquiando o a más de 3000m, es probable que necesites máscara de neopreno. También piensa en el secado de botas y guantes de un día para otro, no los coloques sobre la calefacción, no les va bien. Pon papeles o hazte con un secador de botas, cuestas 40-50 euros.

4. Comida para llevar.

Algo que no me falla nunca es un paquete de jamón y/o cecina envasado al vacío. Los llevo siempre que viajo. Puedes tener un presupuesto holgado pero sabes que la  relación calidad - precio, en una estación de esquí, luce por su ausencia. Una familia puede ahorrar mucho dinero llevando barritas energéticas y chocolate si va en coche.

Si alquilas apartamento / aparta-hotel, puedes organizarte cenas equilibradas, no sólo basadas en hidratos de carbono como la mítica pasta. Hay que procurar seguir comiendo reguladores (ensaladas variadas, verduras que puedes llevar en tupper si viajas en coche) y frutas. Hidrátate bien todo el día, piensa que si te tomas unas cañas después de esquiar y llevan alcohol te deshidratarás. Por supuesto, hay que incluir proteinas en estos días, ahí entra, por ejemplo, la cecina...:)

Aunque en esta vida lo que nos suele funcionar es el método "ensayo - error" espero que os sirvan algunos de estos consejos.

Nos vemos en la nieve!

SHARE

Facebook Twiter Linkedin